DECRETO SOBRE LAS VIRTUDES

CONGREGATIO DE CAUSIS SANCTORUM

 

MATRITENSIS

 

 

BEATIFICATIONIS et CANONIZATIONIS

SERVAE DEI

MARIA A VIRGINE PERDOLENTE SEGARRA GESTOSO


FUNDATRICIS SORORUM

MISSIONARIARUM A CHRISTO SACERDOTE

(1921 – 1959)

Descargar el documento completo aquí

“Como tú me enviaste al mundo, así yo los envío también al mundo. Y por ellos yo me santifico a mí mismo, para que también ellos sean santificados en la verdad”.  (Jn 17, 18-19)

Nuestro Señor Jesucristo se ofreció al Padre para la salvación de los hombres. Él mismo busca almas generosas que – aún hoy– se ofrezcan a Dios imitando su sacerdocio, como servidoras de su Redención y profecía de su más grande caridad. Así fue la Sierva de Dios María Dolores Segarra Gestoso, deseosa de consagrar su vida a Dios, uniendo su vida y muerte al misterio de Cristo crucificado.

La Sierva de Dios nació en Melilla (España), el 15 de marzo de 1921, en una familia católica, ferviente y numerosa. El padre -en el ejercicio de su profesión militar- enseñó a sus hijos, no solo las importantes virtudes morales, sino que también les trasmitió su gran devoción a la Virgen María. La madre aportó austeridad, mansedumbre y dedicación al trabajo. Desde niña, la Sierva de Dios vivió de forma sencilla y austera con su familia, acompañando a su padre –a causa de su carrera militar- en las ciudades de Melilla, Cartagena, Huercal-Overa, Ávila, Calatayud, Cáceres y nuevamente Melilla. Se distinguió por su eminente piedad y por el celo apostólico.

Documento completo en pdf - arriba